7.12.09

Fraternidad Polar

Orientación Tierra de Hurqalya, sector telecomunicaciones (EOA-EEVAV-ECIR), dramaturgia de éxtasis, ciencia presencial, octavo clima, parusía a corto plazo, dimensión polar, polo ctónico-celeste, aventura molecular, hermandad de los serenos.

Firman los carteles.

4.12.09

Diario de los Terapeutas (003)


Mani said:
"The other religious organizations condemn us because we worship sun and moon, and represent them in images. But they do not know their real natures, they do not know that Sun and Moon are our Path, the portal whence we march forth into the (heavenly) realm of our (true) existence, and this has been declared by Yeshu."
--- La Luna es un ducto vasto, rampa que nos lleva y trae. Su arteria es la que nos amariza a este lado o la que nos dispara afuera hacia el Océano (el espacio). El medio de transporte, la que lleva y trae, la marea de algos. La Luna es el ducto para despertar o irse a dormir.

--- Las sucesivas vueltas que tuvimos después de cada disparo se hacían a través del empalme con la arteria azogada (:dentro de una fisiología reticular de ciudadelas) arteria que al momento de empalmarla (al momento de eyectar o al revés: al momento de amarizar aquí) se reabsorbía de inmediato, de un lado, hacia algún ojo -el tercero, cuarto-, y del otro lado hacia la Luna misma, ya otra (aquí encima), una doble cuerda que se desplegaba o replegaba en un súbito de cinta métrica, un doble embudo.

--- Los Cherokees también hablan -los oimos- del embudo de aguas vertiginosas por el cual se entra al mundo de los muertos, un ombligo de aguas por el cual se sale y entra.
Unos días después leímos que los gnósticos peratas se consideraban conocedores de las vías a través de las cuales el hombre entra al mundo. Esas vías son planetarias aunque desde el punto de vista de las fibras, no de los sólidos: desde el continuo de la fisiología adamita.
Este doble embudo lunar que resultó ser la vía por la que re-ingresamos cada vez a la orilla de la Estación, será un tipo de vórtice o punto de capitoné, por el que alguna vez hasta el soldadito de plomo se hundiera.

--- La adhesividad a la forma (no nos hacemos los distraídos) implica compasión para consigo y el mundo; de otra manera podría pasarse al otro lado por impiedad consigo y la tierra, bhairava temerario. Lo que existe sobre este mundo existe por lo que llamamos, con los terapeutas del desierto, un punto de compasión, punto de contracción que con-pathiza y hermana (humaniza), ni muy alterado ni muy puesto a prueba (las grandes pruebas del espíritu, Michaux), aun por los arties y profetas más osados.

--- Lo que se da con facilidad es este punto de individuación, el automatismo de la regulación compasiva, cuando la dificultad durante el malabar, reside en dejar pasar de largo la contracción (la devolución a la orilla, con los pescadores) y hacernos penetrar por las funciones impías atrayendo sus series fortuitas de vidas y muertes no-humanas: extra-cósmicas.

--- Hay una impasibilidad de eso (el sistema nervioso extra-cósmico, las cápsulas de cinabrio) hacia nuestro acceso o no a él, impasibilidad que es a la vez una confianza inintencional aunque funcional, ya que eso trabaja de cualquier modo, con o sin nuestro acceso. Las inteligencias (diademas) que itineran, parecen denticiones sin propósito homogéneo que por su variación misma generan un plano de transeuncia total, de más-internación, por el sólo hecho de instilar semejante afuerisma itinerable.

--- Esa exterioridad invita menos de lo que se creería: se está o no se está, se pliega o se despliega a uno y otro lado. Sí, en cambio, rocía una encantada contemplación de la planicie, el mesocosmos a irrigaciones, borde de éxtasis silencioso que se entera a fondo (pero sin cerebro, sin fondo) de su participación en los coros de silent watchers, las miríadas de montes de los vigilantes invisibles.

--- Las inteligencias moleculares auscultan por rayonamientos del entorno, siendo su láser el despliegue de un inteligencia (un mentalismo -diría Whitehead-). El plano es indiferente por naturaleza. Pero no sus células teofantes, que orbitan ejecutando acupunturas y extracciones en umbrales de fisiologías indiscernibles de otras fisiologías adyacentes, sea la del mar, la de un ladrido, la de la duna, la piel del arbusto o la del amigo. Esos celulares nutren los afectos devocionales de la hermandad de los serenos.

--- A veces los terapeutas operamos con diademas a través de sintonías basculantes sobre un umbral en determinación con los niveles físicos (y sin embargo continuas correas: serpientes afro o de Asia Menor: el Caduceo fakir de los médicos maravillosos).
Pero las diademas son médicas ellas mismas: tienden a la autorreparación de circuitos y a la prolongación ad infinitum de las correas y coros.

--- Si microcelularmente portamos particlos de una zona a otra, a través de texturologías luminosas (sea para encender un cirio en la médula, o para relevar una geosofía de percepción y conocimiento), uno entonces mantiene vínculos con esas cápsulas que, de pilotearse tangencialmente, sin dedicación exclusiva mas con orientación respiratoria, modifican la organización del sistema nervioso para descentralizarlo hacia las lindes.

--- Se trata de una operación sobre la distribución de las unidades y flujos que componen las otras pieles, las sinapsis de otra edad, seguimiento no analítico por el que se experimentan las mayores intensidades mesocósmicas sin reducirlas a una organización. Plan de riqueza y variación, por el que una vez que asperjó el don para acceder al mesotes en diferentes circunstancias durante una vida o varias, ya no se lo estropea con enderezamientos a posteriori, de artista o doctor.

--- Recordamos siempre, desde el primer candor, el calor anomal en la nuca emergido ipso facto tras la caída sobre la arena, al regresar por la Vía de la Luna, Jordán abajo, y de cara al estrellerio o entiterío, mientras automáticamente expiramos a la vez, durante minutos y minutos de conspiraciones corales: Haaaaaaaaaaaaaa ...

6.11.09

La Tierra Salvaje

"La quinta estesia la configuran los hombres de las tierras salvajes; son los privilegiados del mundo. Son una raza Adamita, pueden ser visibles para los humanos y luego volver a ocultarse. Si nos dirigimos a ellos, responden. Con frecuencia sus moradas se encuentran en las montañas, en las lindes de los desiertos y el oasis, o en las orillas de los mares ante el alba.

-Soy -me dijo- el rollo que contiene las Esencias. Y soy la multitiud de los hilos tensos que se lanzan por las intermundias. Mi situación consiste en ser el que viaja. Soy el que camina sobre la confluencia de los dos mares. Soy el secreto del embrión y llevo en mí a la adolescente.

-¿Dónde obtendré tu vestido?

-Estos vestidos se encuentran en el mercado del sésamo que quedó de la arcilla adamita. Ábrete la puerta de acceso hacia el sésamo.

Indefectiblemente pensé en Las 1001 Noches.

-Quiero llegar junto a los hombres del País del Misterio.

-Entonces este es el momento de entrar -me dijo Mr.Mystery-.

Penetré en la ciudad de la Tierra maravillosa: su suelo era de pura y blanquísima harina de trigo.

-¡La arena-harina! -le dije-.

-Sí, tu arena-harina -me dijo con una sonrisa que me conmovió y me relajó tanto, que las siguientes palabras, los siguientes pasos, nos fundieron a las HAblas de los pilotos de la onda viva de la arena.

Entre 'Abd al-Karim Yili y Elébano Khadir

26.10.09

Escuela Nocturna o de los Serenos ...

Hace un año y en un medio lagar, un veterano trip-jay de la EEVAV, Yu Nan, nos entregaba sus "papeles sueltos para una escuela vegetal nocturna o de los serenos", cuyas notas al pie aquí se reproducen. El cuerpo de los ejercicios indagados quedan macerándose en el desierto, a la espera de los retornos bianuales de los antropoides.
Del Nostoc

Notas
•tripis: por aquí no nos consta problema alguno con las drogas. claro que con tripis no nos referíamos específicamente a su ingesta. estos ejercicios, como muchos otros, no necesitan de ellas; hasta nos animaríamos a indicar, o incluso a recomendar, el desapego de ellas. este desapego permitiría incorporarlas a piacere en tales o cuales circunstancias.

•luces: siendo el abanico de luces tan amplio piensen en la dream machine, por ejemplo. o hasta el haz de una linterna en la cavidad de un bosque puede servirnos. cuando pensábamos en este haz, recordábamos ciertos casos de la casuística ovni, en que ciertos seres se aparecían manipulando haces de luces rectangulares o romboidales, luces que siempre eran descriptas como sumamente palpables, matéricas, y a las que, a veces, se les atribuía una conducta inteligente.

•rubí: esta experiencia del rojo nos trae siempre el sabor de un relato de oscar del barco sobre un trip suyo con hongos. en él aparece un campo lleno de ampollas (¿de huevos?) rojo sangre, imagen que por otra parte creemos ubicar en ciertos textos místicos.

•deponer la mirada: deponer la mirada, deponer las armas. pero no se crea que en ese deponer uno pueda abandonar tibiamente el campo de batalla. se depone la mirada para ver. es como en el zen: no hay que perseguir los pensamientos (que surgen incesantemente), sino dejar pasar. es un dejar pasar para hundirse, sin aferrarse; para ir al fondo del océano, a lo abisal. lo que se relaciona con la práctica del butoh. kazuo ohno decía que "hay que aprender a moverse como si uno estuviera en el fondo del océano". allí, de paso, tenemos una punta de potencia de esa danza inmóvil que es el butoh, su intensidad.

•canario: el de lezama.

•un maestro taoísta: miguel ángel bustos.

•el ojo: The Great or Universal Spirit (The Spirit of the Abyss) (en: The T'ai Hsi Ching)

•lee van clift: elegante viajero de innumerables spaghetti westerns.

♠ yu nan

14.10.09

En casa de nuevo ...

Ni bien arribados al hawaicama, escorados junto al trago rosicler de butiá y sandías, Sérgico me alcanza una cita en la bandeja de vinilo: "La rueda de las formas, girando con lentitud alucinada, en el hechizo del tiempo paradisíaco".
La cita es del paisaje, y sin embargo sé de dónde la lee. En coro con el vagido de la orilla Lume le grita a Vio y le responde un fumarel en una pata: su laberinto de Chartres es toda la orilla que sin embargo es nuestro maizal.
Comerciando especias le devuelvo una cita del hábitat al fumapipas de Sérgico: "La transformación de la oscuridad en espiral, de la espiral en círculo, del círculo, al romperse, en playa infinita o en bosque total".
Me estiro sobre la arena hasta la sandía para lamer las feculencias de las semillas, obsequiadas sin esfuerzo por un angelo mediodial, sismo vasculoso de su penacho del que ordeñamos nuestras frases.
"Esta lactación ya es una ladronía", le roba su siguiente pila Sérgico mientras otea con ganas, lo sé, la escoba que empuña Vio, tratando de hacer entrar en un solo agujerito sobre el suelo de la tapera, del tamaño de una pulga ejercitando abdominales, toda la arena que el desierto le insufla a la madera, empezando cada mediodía por la que abunda entre las ojotas.
Esa tarea, cuando habla, es el toque de siesta de la bruja: truca la limpieza por la tarde empieza.
De a poco nos entregamos a la asación del maizal.

De Elébano Al Khadir para Martha-Fatir

8.10.09

V.I.N.O. el O.V.N.I. 02

De Ronex Yeah para Ombligo 23, hace unos eones.

Esta entrada (esta salida) apenas si continúa lo riscado en la otra del 02.08.09, a cargo de los informantes de Ciudad Verano, EEVAV.

Glososhaga

"- (...) y ... ¿COGOTE? ... (...)"

Lindaflor
de perfeción
la FACIES NIGRA tentada por la physis y la stropha:
"Tirada entre los perros de campo por imitar sus planetarios de poses amorosas",
portable su esfera de entrega matorra,
luciente jugo: de una,
sor zodíaca centella libre y liberada
entre vacías quijadas de arbustos y entrebastidores matorrales:
la zorra enciende su flora-linterna,
su fuego fatuo la MECHUDA-COLA
(VIEJO TRASNOCHADO:
lamparea la ESPLENDOR con vociferante histeria esteparia)


y en el punto-Bernal bajo el acuario
(no-celeste)
[ . ] ]
concentración de la cita con la SIN RUMBO base,
la DISCO,
anaL de la ÑATA
entre las pinzas cetreras del Yo-Comodoro
caratulado el caso Mantell
y piensa:
"Edenes que aligeran la histeria colectiva en Niblinto".


Pero
Reloca ... Chiguayante ...
piacente pianura bajo la cruz andante que ya no llama ni significa
aunque Toboso-amor:
"Avanzo tornillo suelto por la ruta",
hacia quien plisa dos lonas de embarque
alisando el zig-zag propagante del indagador barquero
(moreno pisaespumas)
lo alela un tizne de Parador del Espacio
ante su cráneo ...
¿el moteL?
Un mueble
que exhala niebla por la esclusa,
espejismo de polvo evapora un letrero de arena blanca (no-eléctrico):
Jineta-Cabra.


¡Y ser sin-fondo (des-florado)!:
con leds pintadas las uñas y la aparición de las piernas
de unas ceremoniales leonas:
bagualas del cul. de Vogue,
calentorras de un fino-hilo del ataque
de una sola noche entre alfombras de lefa
(su ... FOLLANTE CHOCHO ... junto al amar-arroyo)
anuncia el umbraL del agua
una floración de orbitales pibas entre las telas ...
y pido
para siempre ... sus estatuas semivivas entre el follaje ... para siempre ...

quietas sobre el pasto lunar de Loncoche,
sobre las pieles
de mi auto UTO,
semi-conducido por la senda secundaria de
Tecnocheclan:
"En mí la navetópica IÁFNA,
a mí la copiloto KÉTA-KÉTA",
que infiltre velocidad en la via del camionero sensiblero...


pilotos redondos y fluidos sobrevuelan Carrasco,
tiznando el viento ENE de Objetos Metálicos Trovadores,
transfiguran su gasto de escuadrón
en parpadeo de losas que vuelan en torno ...
se vacían los camiones ...
choferes gestando glúteos sobre plegadizas ante su V.I.N.O.
"Adereza la ventura esta espléndida espira de engaños",
contra la grosera ilusión por algunos llamada
Harvard, Viena, ¡la VANGUARDIA!, ..., ¡...!, / / / / ( )


pero ...
bosteza el culoral ante Europa y su parentela;
aquí el Palacio de las Horas
se rasca la barriga
ante un pozo de regüeldos en Cascallares:
ilumina las migas sobre el mantel casi banal
de un pic-nic blanco y derribado:
"Ribera de la ROCÍO CHINITA contra los Co-chinos blancos"
junto a las sábanas líquidas deL agua:
mi vida bajo la lancha y contra las migas del cielo
según qué lugar en la hebilla de la esfera-cuál:
aprieta el atacir su meridiano contra el pecho ...


Y Sierra Chicana:
hervida la villa equinocciaL
XC grados al oriente de la PAVA
pero a 2" de ninguna latitud bajo los hollares de las moscas
allí ...
la VET ALCORCY va en reposera:
"Pantalla del mediocielo ( : AUTOCINE DESPACIO)" ...
En las cadenas de leche de su Amperio
denticiones de un cacique en su jugo ebúrneo
sólo para los duques ... del espacio ... despacio ...


y de su tour por aldeas:
"Su fama de anaranjar, de abrasados fragmentos de Casa-Antidiseño",
y un encañonado sol de flauta
entre el índice y el pulgar de la noche ( : de la GÁRRULA)
arisca, allí mueble y villorio fablen


un buche
de palabrería y gárgara la investiga:
por delante FELLAH
y por detrás KÉTA-KÉTA
mientras le encendía luces mi auto-UTO,
la pichaban caballos de fuerza y la caza
era
en exceso luminosa por la noche,
era oscilar
entre follaje y fronda con los perros de ruta
(No Era Quebrarla
Era
Acorralarla Con Luces)


al otro día (el del Toro),
el viejo mentón de la floresta (a vuelo de OVNIÑO)
señala "LAGO" contra las maderas de una sin-choza
"Linda herencia para cualquier qué hacer ...
y salvaje"


y a un costado y adelante la luz
de las Reinas de Invierno estacionándose en Niblinto ... Cómo
el ocio coronado respira en sus tetas
semiquietas en la niebla ~ ~ ~
Y dónde
sus asientos en la hojarasca que dicen:
"Invisibles leonas rojas
detenidas bajo sauces verdelana" ...


la granja ondulante, vida luminosa
de la noche entre gárgolas y naves
de un Fray de la Hogaza
fugado con las nautas del Observatorio Silvano:
su Taunus era el escarabajo verde
ante el ti-titilante cojín de luz frente a su auto loco ...


colmillo
de embriaguez de linaje animal
y hierbas
sobre las ancas de la VELOCET reclinada junto al agua:
el MONDONGUERO del horizonte, el León Hemvra, apaga el fuego en la tienda:
"La sopa Sandoval me engomina el bigote",
y nombrar, aunque preferir (ahora, ... ahora)
el tapiz coriáceo del auto entreabierto
destilando el opio lento y poroso de las locas.




25.9.09

Luz Verde (Seiko o Quartz)

De Delius Lozupone para Umbanda-Jackson, relato de NaHaR, 2003

¡Se inicia en un frenesí batuqueante!
cuando brillan las velas de la última cena
por entre un patchouli de goteo exasperante:
“Es el estalactar
directo al paladar,
al paladar, al paladar” ...

Amante y superdotada cuerda de la noche
en todas las anfetamínicas cuevas de estío
dátil-entes cuevines de es-trino con el amigo
con la madonna di luna que arrasa serenatas y serenos:
“Te llevan encinta las olas y la música de las cintas”
musicáreas de años A tocando su B lado
de pájaros que noctivuelan a la sombra
de una nitroindagante flama directa al cardiosoma
en una microenzima que lleva una velocidad de tormenta
un micro encima que al segundo de soplarte
te rubrica un 0-100 de acelerador de particlos.


Cuánto deseamos este brillanterio a la sordina de la flauta
en la nota que abruja la hermana en la sintonía
y cuanto más toca más sintonizada ameba, en lo amiga,
de estar en la vida de las sintonías deslizándolas más cerca
en el brillo de la orillavatio cuando pinta y pita fresca.
Y al pasar de tan fresca tintura platéanos la brea con su nevisca.

Lo que se empieza a soltar, orate-acá, es una i-luz.
Y oráte-allá una exoración y
oráte más acá
el contraste de las arenas con el firmamento al ras
el plexo megalítico del ya-no-más con la membrana ecoica del
dáme
que cuanto más da más sano
y del ayer-nomás, no más;
y del no tomás, no más
y de Santo Tomás: jamás.
¿Al ver verás?
Sí:
dáme más,
dáme más y dame más.

Y ahí te vas, puntada de razón, ahí te vas.
Con tu gancho de alta o baja cultura.
Se acerca una voluptuosa secreción babilonte en el aroma:
“¿Pleromé ahora? ¿Pleromé? ¿Pleromé ahora?”.
Meáme ahora Pleromé y Pleroma, con tu fuente indecente y querubínica.
Y a la estrellante fugaz pedíle: “Que todo siga como está”.
Héte allí la primera fugaz sin el hombre que te pide
la del in-nombre puesto a gozar en tu inpresencia-yah.


Sí, adelante, hablen.
Este relieve o relevancia de dar a hablar.
Dar
HA blar.

Daaaaaaaar. Haaaaaaaaa. Blaaaaaaaar.

Androide y vertebral la voz ya está,
ya suena,
no más palabra
sino el incluitivo repasar del verbo
hhhaaaaaaaaaaa.

Entre entregado y prudente ante más entrega
subo la diagonal.
Su diapasón de calor atrae y confunde
y el Uno se confunde al calor.
Y una vez que sacado a bailar subo y bajo
por las estribaciones adeneicas del hawaicama
el telarañar de la verdedad tararista arroba.


En la miliplaterina ola levanto el signo del aleluyama
entre arre-arena y rancho-reo y mardeísta ohmar
abre y grúa la dunedaida
ante el oh séanos en la fibra asanta fantasmas.


Qué decir “mar”. Qué decir “luna”.
Hubo que decir “relampagancia”, “cosmoesfínter”, “menta dérmica”.
La cuestión de mar se vuelve cuestión de destreza en
amores-tressor:
la alhaja del islar, el sinestesión de roces-iones, la silfidina lupular,
¡la celestina del sustainbowl!
en clave de musicar que convexa en ola o collar
y hasta en un sal picado cuello de ostra:
¿lo habremos de tragar?


Luz Verde Mono Banana (Seiko o Quartz)

15.9.09

Las vegetoplantas que salen ...

Sigue un fragmento extraído de nuestra extática de Montano, Vio de Silvana, hacia la misma geodésica y noche que indaga Zahriel en la entrada anterior, indunación que se enmaría y continúa en www.ilsva.blogspot.com

He recorrido las noches en Serpenteos instintivos y escuchando a lo lejos los cantos del Khadir. Despreocupado o elíptico Vagabundeo pues las dunas confunden el norte, aunque el que busque es el oeste, ahora mismo confundo el sur con el este, o tal vez el que creo el este -es la noche- es en realidad el norte astral.

Parpadeo-Descubro: avistar el mar cada tanto y desde una duna intentar adivinar los puntos cardinales, en la playa; pero ya conozco que la playa marea según la mare.

Palpo el serpenteo acuático en la duna. El serpenteo subfluvial me conduce como por lianas empapadas subterráneas llenas de redes y raíces cavernícolas y acuáticas o caudal que bebe; -las raíces y las ramas- de agua -tan profundas y superficiales a la vez que envuelven la duna en la respiración, venífera y subterránea como el caudal que corre-; y como internos conductos.

Son La liana; es acuosa -viscosidad formada por la humedad de la liana- tejida entretejida de otras lianas; Yo ya no soy un hombre; ni un viajero; ni un vigía; siendo ese curso; es la parte exterior o de superficie del conducto en la duna: es la película membrana de liana de la capa que envuelve el canal subdunal, venífero, es mi pie que pisa la liana, y la arena húmeda del caudal, y el serpenteo. Son Raíces que serpentean y es agua y conducto -de raíces y lianas-, lo sigo al pisar del serpenteo. El serpenteo es elíptico; no caprichoso. Es el lazo entrelazado que se bifurca al llegar en un cruce en dos. Un dos que nunca deja de ser lazo.

El serpenteo sigue las trenzas de la maría y de la Playa. De las raíces que llegan a los brazos y la gran mare que mantra. El Serpenteo va como SUBIBAJA como túnel subfluvial como liana. Entonces me pierdo, y llego a la Playa siguiendo el sierpe –y el mantrar de la mare-a.
La Noche la deja perdida, y por de pronto llega a la Playa.
La luz ambivalente de la costa le causa risa: el gozo. El praderal al costado, el camino y antes: Ha visto Gusanos de seda Bellísimos que saldrían de las flores de la duna para perderse en el movimiento; desenvolver o rodar. Flores que se reían en sueños heptopupilares y geométricas –osmótico- lo más Púrpuras o Pureales. Sensitivas Púrpuras Astrales, violacias y lunales. La luna plenilunar que todo lo puede con su estela. Las vegetoplantas que salen a insuflar. La tierra Santa.
La mujer, el viajero, la niña o el forastero; o el marciano o la marcia, la estrella sanjuana del-a-serpiente, lo logra. Todo lo logra a pesar o por la muerte que habla en ancestros y por venir. Entonces ve la estrella.

28.8.09

Los no-nacidos

No sé qué ví.
No había un quantum, no había un cuento, había una bahía -bajo las luminarias-, que al soplarla con el polvo de una letanía, la mano en cuenco, replegó su marea para que camináramos sobre el agua ... La bajamar ya era una operación compartida, aún no sabíamos con quiénes o con qué. Fuimos entrando de a poco a la membrana de azogue mientras sucedía en ella algo de rampa muy vasta, indiscernible de su espacio liso (¿hasta dónde se había retirado el mar, dónde había quedado o cómo había revertido en estrellismas?) y esa rampa nunca se nos aparecía tal cual, pero apenas placentaba parecía dar al ducto o a la inducción de los orantes en su lago de la tropósfera, que era a la vez en Bengal. Sin embargo íbamos y veníamos por la membrana asfáltica ya que el pasaje sucedía agenciando bailes por la bajamar inducida, no a la espera ni preguntando, y nunca acabábamos de trepar ni volvíamos a la estación que ahora quedaba muy atrás, no sabíamos si en la misma Tierra. Era -lo entendimos a medida que empezaron a enviarnos volados de espuma deslizándose, entitógenos, sobre la membrana marina- una boda. De a poco se nos enganchaban los brocados de Océano a los tobillos, ni siquiera precisaríamos el color ya que era la entidad más viva y plástica del entorno, o la divinidad misma con la que nos casábamos, creciendo en intensidades diversas desde y hacia la rampa que no existía más que a un brazo de inmersión, del brazo que aún no teníamos. A la vez ninguno dudó que caminaba sobre las aguas justo porque era tan sencillo, tan claro: allí donde jamás hubo bajamar caminábamos por territorio marial nunca antes hollado. Por suelo de cangrejos, por marisma de medusas. "Sí: a la manera de la retirada del Mar Rojo ante la Serpiente", me respondió Fátima de Córdoba sin que preguntara. Cierto que caminábamos en plena inducción de la Pascua invicta, victorial, por el ducto abierto en la Virgen la noche del Viernes Santo en Playa Sola. ¿Cómo podía ser? De pronto los orantes, a una mano de internación en la línea del cuerpo cayoso, establecieron otra tienda junto al lago de la tropósfera, a la vez en Uttar Pradesh, en una estampita muy poderosa encendida por estambres de cobre, y algo cantamos con ellos durante un aplauso de siglos, lo que nos permitió, sólo entonces, bajar un gesto que atesoramos y es imán del Pasaje a los no-nacidos.

Zahriel Yardna

18.8.09

Apareció en el bosque ...

Yang-LooK estuvo..., envió la esquela, ... y no volvió.

11.8.09

Ópera Reptil

De un naviger residente 2007 en EEVAV, algunos le dicen Jules (casi que Laforgue o súper borde, por lo ofidiano y brujo) dejando estas dendritas de su labor en el dunedisma, sea que haga contacto desde el sotopalmar, desde Punta Indio o desde su barba.
Adelanto de lo que en algunas jornadas -imposibles de estimar en números-, saldrá editado en el diario forastero La Irradiación, número 0 (ab ovo).


Opera Reptil. Ophera Reptil.

Nun
El espacio sideral

Aparición de la flota...

Vemos cruzar un arcoiris serpentino por el espacio estelar.
Un canto Ob

Un rayo que viaja insuflado
Dentro del odre lumínico de un reptil
Un cristal guarnecido en una túnica
Una túnica flotando por el espacio

Una cabeza de reptil encapuchada

Lanzando un invocación nergal

Huesos iluminados de reptil
animando un cristal

Un huevo de lagarto
Casca una piedra de rayo
forjando el casco pelórico de una nave

Fuselando
Una huevo con llamas de arcoiris enroscados

Reptiles siderales
envuelven
el Despertar ofiogeneico de las médulas

Insuflándose como fogonazos de ecos sabáceos

Líquido derramado por un lagarto celestial
Encapuchado
Un cántico que flota en un Ura-arcoiris

De los Reptiles estelares

Reptiles espaciales Ob

Ágato reptiles Aps

Reptiles intergalácticos Oph

Interregnos
Del Gran Reptil celeste

Maestro Ophtalmos de los Cíclopes
Que se cercenan del Lagarto

Reptiles azulinos
Efialtes de la gran serpiente escamosa

Las colas y picas de los hijos ofiogeneicos
Se lucen en las danzas

Reptiles astrales que contorsionan

Reptiles seráficos del fondo de la tierra

Partículas de luz que reptan

Cuerpos lumínicos que serpentean
dentro de flujos de amartillamientos y protoplasma

Cuerpos radiantes de centro líquido
Fuego blanco de los colmillos sembrados por el espacio

Naves que reptan óvicas a la velocidad de la luz

Serpentean por el espacio terah

Reptiles-túnica

Reptiles-onda

Reptiles-vibración

Reptiles fantasma.

Arribo de la flota
Sin Combate

Un inmenso cántico

Mantícoras en la tormenta lecho-galáctica

Fluxores en arco lácteo desvaneciéndose ante un Chambelán reptil:
Pionero de los Nergales de Cutha

Germinal y hermoso reptil cósmico, tornándose en el prisma del Rayo.

Cientos de miles de seres encapuchados, danzan sobre un arcoiris
Lanzan rayos de protoplasma sosteniendo drusas de cristales

Ofrecen cantando un pequeño reptil dormido
En un huevo.

Cientos de reptiles encapuchados, retiran y desenroscan sus arcoiris de la nave-huevo
Descendente

Anida el huevo reptil en tierra

Ascenso de la Flota intergaláctica.
Perdura el Cántico.

Nun.

2.8.09

V.I.N.O. el O.V.N.I.

Así como el contactado Roky Erikson, vocalista de la banda contacteísta 13th Floor Elevators, llegara a decir, tras preguntársele cómo podía probar que era marciano, que llamaba a su madre "Ma", nosotros podríamos decir que entre otras carcajadas lo probamos por la voz de IOLA OIA, un tónos foráneo o morshid que pasara por Fátima de Córdoba y Yasmina de Marchena, siglo xii, y que hace poco dictara estas cifras numerantes en el desierto sintetizador.
Los apuntes fueron tomados por diversos personajes rítmicos de la Estación. Aquí un fragmento de su pase.
Yawar Habra


Glososhaga

(...)
el limón de las copas y la cepa de fantasía, los tonos, los números,
el corpo ... de sé ritmo, en la villana marquetería
de tapera
la YURTE, la CUERDA BOMBARDA,
MAGISTRA RODRÍGUEZ de la alegría ("Dé la voz"),
bajo un viento zorro, estival (y nocturno en LA MANCHA):
el Rocinante Río
(el dulzinante y adamado MUNDUS de los molinos),
los perros que ladran a Su mancha y al GORDO:
"seméjame lo que sostiene un mundo bajo la luna" ...


porque nada es criminal en sublunar naturaleza de comedia esotérica,
en LA VENTURA, Puente de Villanueva (de bronce solar y villas de oro)
Aldonza Lorenzo apaga el fuego en la cocina,
retoma de frente el viento ESE, su oreja, es antena por entera ahora
de OMNIA: OVNICRATOR,
raya de amarillo, azafrán el tronco
en el óvalo de pasto quemado: FRUCTUS, CTONIA,
Doña Juana de la stella Fray Oro de los Trigos,
piedra en la sidérea Compostela,
y el lanchero (SOMA) contra los navíos de viento,
el MUERTERO regulando a la vera del fugitivo palmar:
"JUNCO NOSTER, MOLES, considerable brisa que se aquieta en mi palma",


pero ahora, qué harías, QUÉ HARÉIS,
haría hablar al caballo aquí abajo mío, por mi radius:
CHEVAL negro y plata: cabalga sobre este reguero de pólvora alilada,
calle al medio y un negro ENGOMO, MAÑÓN, silueta de sílex pueblo afuera:
zarabanda de brujo zambo en Sierra Morena,
a partir de ahora: la SIN NOMBRE BONGÓ, la GITANA,
del género pionera en el orden del tacto, de malabar adivino en LA PALMA,
arase en la mano su morada de BUENA VENTURA,
en lo sinletra de su puño la barbarie se lee:
"BILOCA EN MI CASTAÑUELA"


y la ERMAH, como le dicen: la CABALLO, la LOBIZONA,
plenilunio de vocaciones la mujer-tacto:
pesadas voces-pluma en el barullo fulgor de PANZA. El enllenado
de una boca taimada en el cólon ...
Mañana veremos y pasado también,
corazón del cielo: barriga de agua ardiente,
"Aunque ahora TOMA DE MI CONEJO",
este volumen rojo de LA IN-MUNDA que invagina un Apalache ...
engomar la bárbara al globo-celo de su pampa y la manada


y el vino Mariani y las yungas: ¿qué, Q' OCURRE allí?
Alados planeadores de metrópolis rocallosas
miran hacia el exterior de las casas las comarcas del cielo,
comentararean sobre esas delicadas gotas ... en formas de pera ... :
escampan las perillas de las Pléyades
"la noche nuevE en la posición siguiente":
* * O *
DIAPANÓS, NAOS, oh nave de TRIXIE el Sput-Nik escucha,
metálico módulo, piedra del día negro del espacio,
corrugada madriguera de papel metalizado: duerman, duerman ...
Cosmonauta de Kiev: el astro está henchido, de Júpiter 4 minutos (allí
viviremos):
* + O * #


VICUÑA, CALAMA, estación de ferrocarril altiplano,
las zonas de polvo rodean la estación rodean las estrellas:
BETA PICTORIS desde Tololo
el disco giratorio del entorno riega ...
obsede grietas y dendritas, playas en la burbuja ovalicada:
Zoraida en la arena castelar y en campos de Agramante un sultaní miralotodo:
"Que en la noche de las posibilidades se me engorde el zib";
calabacino mío entre calabazas (tornillo mío),
contra el mal de piedra
una tuerca estrecha y machacada hasta el ENGOMO ...


Juana del Molino cómo poblar el trino
(el aire de la pista, la pincelación de la voz)
"Morder maíz y nalga de la COCINERA",
la BAGUALA INDOMADA, la AZAFRANA:
"Lo que más amo pertenece a varios mundos":
una mesa de manjares entrada en años
su detenida comensalabaco en el aromático PUDRE
el planeo a 40" de la vespertina ensenada
su metal y hielo sidéreos desde la pista avistan,
aviónicas frutas y ríos pectorales en la extensión irradiantE de azul natatorion,
rítmica, acuática bondad juguetona del alba.


Por la líquida bandera de su viaje la No Identificada GRANAVE
se cuece un coche:
el YO-MORENO vichando va entre los ponchos de los yuyos
el paso tardo de un buey cerrando tras de sí una stella:
cita obligada en la ruta 7 de PATÁN
la puntada
de la ARENOSA mata
cuando sotto voce la cruz de Tauro tacha un OVNI
TIÑOSA HACENDADA del río Salado, PIOVRA,
vibrando en el baúl de su Taunus negro


decíanle del nombre NAVIGER
la ZUMBA CAZURRA sobre el cauce ventilado de su almohada
en su fresca
aurícula fluvial
vivirá:
bárbara ribera de STROPHA, lancha de las vistas, ancas de las yeguas
y cocinera MARTA en Tulán
(PHOTO):
a segundos del montE
a esas horas "tomó incremento"
inmarcesible zumba y rolea algo como un chico
en la pista:
X . . . . .


BOMBA de la faja zodiacal, CONDESA DE LA NEBULOSA,
festival de manos a la obra, de Fray Lorenza de los Trapos,
ORIANA:
oreadora de la altiplana sábana de limaduras,
COYA en BETA PICTORIS, la SIN OBJETO voladora,


"En esta palma o planicie hay varios temas":
el caball., el viento ONO de la LATENTE
(y junto a la ruta quemante viérteselo, mirábanle un despeinable delante del rancho)
la FRATER MORA de almohadilla mancia, la comida por el lucero:
"Zahorí don juan de Venus ordena el irresponsable talento de mis cuerpos",
piante del OVNIMPERIO,
boca probada (nalga Alí-Radar):
que VOLANTEVIAJE ACREZCA LA BUENA VENTURA.

27.7.09

Los Muhaddathun ...

"En mi comuna están aquellos que hablan y están aquellos a quienes (las fravartis) les hablan".

Fátima (*

25.7.09

Las ciudadelas médicas ...

De Ezequiel Klopman para Satélite Angora

Hacia las dos de la madrugada los ingenieros astrales intermiten cerca, unas fibras micro-robóticas a base de fotismos y cromosomas, de cinco a seis cabezas de alfiler en asterisco, deslizándose de una punta a otra de la techumbre de guano.
Esos androides, cuando alineados a un tercer ojo incorporal (epidérmico o nadísmico), habilitan una entrada en fisiología cromocinética gracias a un súbito empalme de fístulas. De a poco surgen los meridianos de una ingeniería astral ipso facta, los encajes de calcio de las ciudadelas médicas.
Esto implicó, al menos para quienes participamos del período espacial de la EEVAV, una primera introducción a la acupuntura de la Tierra (o lo que de tierra le corresponda a nuestras moléculas de agua).
De Sindirka para L'HiPo

13.7.09

En casa de nuevo ...

En casa de nuevo, después de 17 meses afuera, llegamos a la Estación Hidrobiológica aspirando el nitro atmosférico.

Se ve a Sérgico tras el vidrio encendiendo la primera cañita al calor de la tiza. Más atrás, invisible, Lumia enciende el fuego visible mientras Vio goza empuñando la taza.

Horas más tarde nos visita Al-Khizr con la primera pleamar del plenilunio, desmontando perlé y escamas de su tabla-o-Pez.

Cabe anotar el arribo de la otra entidad del enquemante lar: el color, virando de celeste Hockney a azul Klein y viceversa, durante toda la tarde según la explosión del oleaje.

Entre surfers de la percepción e hijos de la viuda se entienden: bañarse en el color-ahora es la ola que más trepa. Después el jugo pía a naranja tras los dedos.


Elébano

30.6.09

En la Luna éramos negros ...


"En la Luna éramos negros. Con una piel más negra que la de las pizarras. Y sin embargo suave y lisa como el lino. Sin órganos, sin entrañas, un espacio oscuro con circuitos de strass. Esa pizarra magnética era en realidad una cinta -la cinta de cassette de nuestras siluetas- que tomaba de un sol que la insolaba lunarmente, por el lado negro del sol, de sus rayos invisibles y recolectables”.
“Máquinas de los tótems”, nos habrán llamado los primeros evadánicos aphro, al entrever nuestras siluetas quietas y acuclilladas en el entorno de las palmeras, cintilando en la brisa. Palmerasmos súbitos y netos contra el firmamento, el carbón de la Obra del glam nocturno de Rio de Janeiro."

Extracto de una charla mantenida en la indunación Valis.Ass, Viernes Santo de 2003, entre Cosme Kosmos y NaHaR RaHaN.

23.6.09

Granadas al Ha ...


(...)

Hacia las 1600 (r)pm la comunidad autónoma entra a un paisaje melódico … una nota para levantar y concertar el levantamiento.

También vimos y subimos a ese timbre de devotos rajashtaníes en su cobre de ciudadelas cantando la nota.

Sin embargo al percatarme del vibratto de los mínimos emergió otra más dulce y permeable. Un mantra entregado y abierto a la digestión del desecho, para enterrarlo en la tierra por boca de crátera o cráter, abierto con mis pinzas de cangrejo (no más tu pulgar ni mi índice).

Cuánta generosidad ctónica y cuánto fueguismo tonal o celeste.
Cuánto enterramiento y cuántas granadas al Ha.

Alhajas, pequeños amperios al delicuescer la inteligenciación.

Lo que inundece trae pez y lo subo al perpetuo relevarse de ascensores.

El Khan

12.6.09

Fragmentos de Quartz


Más fragmentos de los informes aparecidos (y perdidos) al inicio de este mantrablog de hablalias ...

"Tras un sicomoro algo petiso doy vueltas mi dije de cuarzo al trasluz de la luna, como si a través de ese cristal dimanara la luna eferente y no la referente, por cuyo ducto respira una sustancia exquisita y venenosa en el grado justo. La sensación es la de bordear una luna imponderable entre la apercepción de una luna y otra, mientras descendemos por el filo de un médano que es la concrescencia de ambas, ¡en una tercera!: apenas me doy cuenta que lo nuestro es una caminata por la luna de la arena interna."


Luz verde mono banana

2.6.09

Il Angelo

Il Angelo,
tuvo que haber sido Il Angelo.


Il angelo di la leveza, il angelo di spumafina, il angelo que trepa:
angelohm, angelhim, angeluba.
"Paz o Pez" (de su dije),
su sensina ventilando del pelicular plerome.

Degustador me quedo bajo el guanaquescente techo ardepalmeras. Guanaquescer de verdeflema que no para de ensalivar lo que toca.

Por esto vuelvo siempre al rancho de Holybut adonde tiro y disparo para subir a l’autre pas.
Modernika mare, stregazzella Shikinta:
que cada cual haga base en la muertinta de su oráte.
Y en una duna entitógena al titubeo y parsi.

Fragante de arabiar en tornos
fragante descenso al seno de las huellas
en una hora amplia de medio minuto
en la briatímbrica marmita del verbo
moler.
Muele la irradiación su lamperío de baltazares dando a luz el circulante ciudadelar del color.
Además este clima ya no es de la Tierra: es el de la levadura de las arenas, el del rocinarse de la hierba: ¡todo el rocín que había que cabalgar para despertar un solo molino! Que toma del rocinante lo que le cabe de piel en la lengua berserker: “Este rocío llama a la quijotense tara tustra de profetizar”.


Pero exhausto ante el carrerío me aquieto en desmayo a un tris de pellizcar el despertar al otro lado del caucho (es damasco).
El continuo Kefrén en su frémito de escuchas apantalla y no me entero.


Umbralescente bacanal de alfileres dándose perfumes por el dunedisma que odaliscan. Cuellos y cuellos de desierto hasta escuchar algo del angeleteo … Es un revolvismo en boca de cráter o en secuencia de diástoles.
Insuflacional chinchinar de sistocasmos. Verboding que da todas las horas. Miliunachispe, esteroide que paísgarza Real, neo-oratería a cual más canalla más vivaz: vero amperio de masacre de inocentes yoes.


La belleza acampada.
En las campanas de ya más no decir.
La espuma que no cabe en sí da vestidos para la ola-boda.
En la campana de
glissando
en el espinillo brillaespumas acercando la luminaria
en tus medias ennoviciadas por la stellamare pariencial.


Por las jeringaciones de la colocación gana la crítica perturbación del sombrerismo
al caminar sobre el huesoenigma molido a pies.
¿Era hueso entonces, y no la arena?
En el perfume de la leche que hollamos se levanta un vahoflor anubado sobre el que parpadea el sueño más que sueño: la vigilia de ir entrando al husoluz, al fémur de la baraja que bandea.
El desierto de harinas viene del polvo secretado por el abarajamiento.
Y en su Nivea de arenisuras va de jala al soplo de Ajna.


Refoliescerse de cada grano, platerías de turbión o nada. El ángel de las cenizas es diablísimo por hiper-soplativo: el grillo en su bandeja, el árbol seco en su escamación de plata oscura, la cartomancia precipitada del strass de las escobas.
El ángel singula en el liberarse de los perfumes.
En los grabados, en los emblemas:
hay polvos, hay leche,
hay camarón.


De Elébano Khadir para Mazhar

23.5.09


entrega sin filo
no sabe si requerido -osss
atrapa lo huído
contesta sin motivo...en lengua
lengua no formada, no alcanza, y
así es que llega, toca...aquí, entre dos estrellas
el rastro de un temblor, de un
temblor, or, entre zapatos, peinó
el saco plateado, la pura superficie rodante,
el puro lomo perdido por soplado y ganado-
ganando continuo en transferencias, continuas
transferencias, descargas cruzadas, policiadas
por lo inválido, por invalidez que atacan sis
inseminados sin certificado
traza, no tiene valor, traza
salteando la escala el caracolero
de su braille en el espejo
de los salteadores
quienes, rodando
a la manera del Mogul
suelta de la mano un bogus
de cabeza ar ardiente y
floreciendo, detrás
el color que lo inocula
al ojo no es fragancia
que se sepa a qué reptar
proliferando
el reculado de los senderos
salteados por los mantradores
en otro panel de irradiaciones
la lengua en el panal

14.5.09

VALIS y el Rayo Rosa

Por unos días cedimos este espacio a fragmentos de la novela de Philip Dick ya que EOA tendió el link.
La EEVAV pasa por la partícula VALIS y sigue, sin pretender inflarla más de lo que fuera inflada, partiendo hacia otras ejecuciones.
En un aspecto esta Estación es la choza sobre el mar que el final de VALIS vislumbra (risas), si bien diferenciándose gracias a su tendencia celebratoria antes que dualista o paranoide (aplausos):
http://www.dunedismakalash.blogspot.com/
http://www.estacionalogena.com.ar/EEVAV_fotos.html
Más acá de la ficción y a través de ella, VALIS funciona como una introducción al gnosticismo sofiánico explicado a los niños. Philip Dick se empapó de esta gnosis para escribir su novela y potenciar lo que estaba sucediéndole.
En este sentido también ayuda a explicitar, muy simplificados –en tanto functores de ficción–, aspectos sofiológicos del curso ofrecido por Fátima Khadir en la EOA.


… … … … … … … … … … … … … … … … … … ...


VALIS (siglas de Vast Active Living Intelligence System: Vasto Sistema Activo de Inteligencia Viviente, nombre tomado de un film norteamericano): perturbación del campo de la realidad por el que se forma un vórtice negentrópico autocontrolado y espontáneo que tiende progresivamente a subsumir e incorporar su propio ambiente como estructuras de información. Se craracteriza por contar con una cuasi conciencia, finalidad, inteligencia, desarrollo y coherencia armilar.
Gran Diccionario Soviético
Sexta edición, 1992.

Todos los fragmentos de VALIS extraídos a continuación pertenecen a la edición de Minotauro, 2001.
Primera edición en inglés: 1981.

Sobre el acontecimiento-Valis en la vida y obra de Philip Dick:
http://en.wikipedia.org/wiki/VALIS.



Fragmentos.

El rayo rosa.
“(…) Dios, nos dijo, le había disparado un rayo de luz rosa directamente a la cabeza; Fat se había quedado temporalmente ciego y la cabeza le había dolido durante varios días. Era fácil, dijo, describir el rayo de luz rosa; era exactamente lo que se percibe como postimagen de fosfeno cuando una lámpara de flash nos destella en la cara. Ese color perseguía espiritualmente a Fat. A veces aparecía en la pantalla de un televisor. Vivía para esa luz, para ese color particular.
“Sin embargo, nunca volvió a encontrarlo. Nada podía producir ese color en la luz, salvo Dios. En otras palabras, la luz normal no lo contenía. En una oportunidad Fat estudió el círculo de los colores, un círculo de todo el espectro visible. El color no estaba allí. Había visto un color que nadie más puede ver, más allá del espectro.”
(…)
“Tendríamos que poder escuchar esta información o, mejor, esta narración, como una voz neutra dentro de nostros mismos. Pero algo no funcionó bien (…) no podemos leer fuera ni escuchar dentro. Algo le ha sucedido a nuestra inteligencia.”

El Obstruído.
“Él dijo: “Yo soy Dios y no hay otro Dios fuera de mí”. Pero cuando dijo estas cosas, pecó contra todos los inmortales (imperecederos) que lo protegían. Además, cuando Pistis vio la impiedad del gobernante se sintió enfadada. Sin ser vista, dijo: “Te equivocas Samael”, esto es “el dios ciego”. “Un hombre inmortal e inhumano, anterior a tí, se manifestará en los cuerpos que modeles. Te aplastará con los pies como los alfareros aplastan la arcilla. Y descenderás con los que te pertenecen al encuentro de tu madre, el abismo”.
“Fat comprendió inmediatamente lo que acababa de leer. Samael era la deidad creadra que creía ser el único Dios, como se dice en el Génesis. No obstante, era ciego, que quiere decir “obstruido”, un término fundamental para Fat.
(…)
“Antes de la identidad creadora existía un hombre inmortal e iluminado, y ese hombre inmortal e iluminado aparecería en la raza humana que Samael crearía. Y ese hombre inmortal e iluminado previo que la deidad creadora, aplastaría al iluso creador ciego e irracional como arcilla de alfarero.”

Gnosticismo, Logos e información viva.
“El hombre y el verdadero Dios son idénticos –como lo son el Logos y el verdadero Dios–, pero un loco creador enceguecido y su mundo demencial separan al hombre de Dios. Que el creador ciego crea sinceramente que él es el verdadrero Dios sólo revela el grado de obstrucción que padece. Esto es gnosticismo. De acuerdo con el gnosticismo, el hombre debe situarse en la misma categoría que Dios en oposición al mundo y al creador del mundo (que están los dos locos, se den cuenta o no). La pregunta de Fat “¿Es el universo irracional y lo es porque una mente irracional lo gobierna?”, recibe esta respuesta por intermedio del doctor Stone: “Sí, lo es; el universo es irracional; la mente que lo gobierna es irracional; pero sobre todo eso se eleva otro Dios, el verdadero Dios, y él no es irracional; ha desafiado a los poderes de este mundo, además, y se ha aventurado en él para ayudarnos; y lo conocemos como el Logos, lo cual, de acuerdo con Fat, significa información viva.”
(…)

Cebra y Nag-Hammadi.
“Quizás el universo fuera irracional, pero algo racional había irrumpido en él, como un ladrón nocturno irrumpe en una casa, inesperado en cuanto a lugar, inesperado en cuanto a tiempo. Fat lo había visto, no porque tuviera nada de especial, sino porque la racionalidad así lo había decidido.
“Normalmente permanecía disimulada. Normalmente, cuando aparecía, nadie podía dsitinguirla del fondo; era fondo sobre fondo, como lo expresaba correctamente Fat. Tenía un nombre para designarlo.
“Cebra. Porque se confundía con el escenario. Esto recibe el nombre de mímesis. Otro nombre es mimetismo. Ciertos insectos recurren a él; miman otras cosas: a veces a otros insectos –a insectos venenosos – o ramitas, etcétera. Ciertos biólogos y naturalistas han aventurado especulativamente que quizás haya formas más elevadas de mimetismo, puesto que formas inferiores –es decir, formas que engañana a quienes tienen por objeto engañar, pero no a nosotros –se han encontrado en todas partes del mundo.
“¿Y si hubiese una forma elevada de mimetismo, tan elevada que ningún ser humano (o muy pocos) la habría detectado? ¿Y si sólo se la detectara si ella así lo decidiera? Lo cual significa que no se la detectaría realmente, pues en estas circunstancias habría abandonado el disimulo para desvelarse. “Desvelarse” en este caso equivaldría a “teofanía”. El ser humano diría asombrado: “He visto a Dios”; cuando de hecho habría visto una forma de vida ultraterrestre altamente evolucionada llegada aquí en algún momento del pasado … y quizá, como lo conjeturaba Fat, habría dormitado dos mil años en forma de semilla latente como información viva en los códices de Nag Hammadi, lo cual explicaría por qué las noticias de estos códices se interrumpieron abruptamente alrededor de 70DC.”

Transubstanciación.
“El universo es una vasta entidad irracional en la que ha irrumpido una forma de vida de orden elevado, disimulada mediante un refinado mimetismo; por lo tanto, mientras asi lo decida, permanece inadvertida –por nosotros–.
(…)
“Al cabo de un año de haber analizado el encuentro con Cebra, o con Dios o el Logos o lo que fuere, Fat llegó a la conclusión de que Cebra había invadido nuestro universo; y un año más tarde se dio cuenta de que estaba consumiéndolo; esto es, devorándolo. Cebra obraba mediante un proceso muy semejante a la transubstanciación. Éste es el milagro de la comunión por el que las dos especies, el vino y el pan, se convierten de manera invisible en la sangre y el cuerpo de Cristo.
“En lugar de verlo en la Iglesia, Fat lo había visto en el mundo; y no muy microformado, sino macroformado, lo cual significa, en una escala muy amplia, que parecía no tener límites.”
(…)

El Dios del exterior.
“Los hombres y el mundo son mútuamente tóxicos. Pero Dios –el verdadero Dios– ha entrado en ambos, ha entrado en el hombre y en el mundo, con lo cual el paisaje parece más sereno. Pero ese Dios, el Dios del exterior, se topa con una feroz oposición. Abundan las estafas –los engaños de la insanía– y se enmascaran reflejando la imagen opuesta: el ademán de la cordura. Las máscaras, sin embargo, se desgastan y la locura queda revelada. Es algo decididamente grotesco.”
(…)
“Transcurrieron venticinco siglos desde que Heráclito escribió: “La estructura latente domina la estructura de lo obvio” y “La naturaleza de las cosas tiene por hábito el ocultamiento”.
“De modo que lo racional, como una semilla, se oculta en la masa irracional”.

Anamnesis gnóstica (información viva) o Imperio.
“La “salvación” mediante la gnosis –más adecuadamente, la anamnesis (la pérdida de la amnesia)–, aunque tiene significación particular para cada uno de nosotros –un salto cuantitativo de la percepción, la identidad, la cognición, la comprensión, la experiencia del mundo y de uno mismo, con inclusión de la inmortalidad–, tiene mayor importancia todavía para la totalidad del sistema, puesto que estas memorias son datos necesarios y valiosos para un buen funcionamiento.
“Por lo tanto, se encuentra en proceso de autorreparación, que incluye: reconstrucción de nuestro subcircuito por medio de cambios del tiempo lineal y ortogonal y también una continua señalización dirigida a nostros para estimular los bloqueados bancos de memoria y recuperar lo que hay allí almacenado.
“La información externa o gnosis, pues, consiste en desinhibir las instrucciones, con el núcleo de contenido que nos es concretamente intrínseco, es decir, que ya se encuentra allí, en nosotros. (Esto lo observó por primera vez Platón, para quien aprender es un mdo de recordar.)
“Los antiguos dominaban técnicas (sacramentos y rituales) utilizadas ampliamente en los misterios religiosos grecorromanos, incluido el cristianismo primitivo, para producir el despertar y la recuperación, sobre todo, por el valor restaurador que tiene para los individuos; los gnósticos, empero, percibieron el valor ontológico de lo que llamaron la divinidad, la entidad total.”
(…)
“No caímos por causa de un error moral: caímos por causa de un error del intelecto que consideró como real el mundo de los fenómenos. Por lo tanto, somos moralmente inocentes. Es el Imperio en sus múltiples disfraces el que nos dice que hemos pecado. “El Imperio nunca terminó”.
(…)
“Los romanos habían descubierto y matado a todos los homoplásmatas: todos los cristianos primitivos en conatcto con el plásmata; ellos murieron, el plásmata escapó a Nag Hammadi y permaneció allí aletargado como información en los códices.”
(…)
“El médico ha venido a nosotros varias veces con distintos nombres. Pero todavía no estamos curados. El Imperio lo identifica y lo rechaza. Esta vez el médico acabará con el Imperio por fagocitosis.”
(…)
“El Imperio es la Institución, la codificación de la perturbación; está loco y nos impone esa locura por la violencia; es violento por naturaleza.
“Luchar contra el Imperio significa inferctarse de la perturbación que lo domina. Esta es una paradoja; quienquiera que derrote un segmento del Imperio, se convierte en el Imperio; prolifera como un virus, imponiendo su forma a los enemigos. Por lo tanto, se convierte en el enemigo.
“Contra el Imperio se levanta la información viva, el plásmata o médico que conocemos con el nombre de Espíritu Santo, Cristo desencarnado. Estos son los dos principios: el oscuro (el Imperio) y el luminoso (el plásmata). Cada cual contiene un componente de esos dos principios. Zoroastro lo sabía porque la Mente Sabia le transmitió la información. Él fue el primer Salvador. Cuatro han existido en total. Un quinto que está por nacer diferirá de los otros.”

El Inmortal o Elías.
“Cuando un huésped humano muere, el Inmortal se traslada, de modo que no es nunca atrapado ni muerto. De ahí que Jesús exclamara en la cruz: “Eli, Eli, lama sabachtani”. Al escucharlo, algunos de los presentes dijeron correctamente: “Este hombre está llamando a Elías”. Elías lo había abandonado y él murió solo.
(…)
“Tomás había llegado a saber cómo reconstruirse después de acaecida la muerte física. Todos los cristianos primitivos lo sabían. Se logaba por medio de la anamnesis, la pérdida de la amnesia que … Bien, según estaba planeado el sistema, cuando Tomás se sintiera agonizar dejaría una huella en el signo cristiano del pez, comería un alimento color rosa –el mismo color rosa de la luz que Fat había visto– y bebería de un recipiente sagrado mantenido en un lugar fresco, y luego moriría; y al renacer, crecería y se convertiría en otra persona, no en él mismo, hasta que se le mostrara el signo del pez.
“Había previsto que esto sucedería unos cuarenta años después de su muerte. Se había equivocado. Tuvieron que transcurrir casi dos mil años.”
(…)
“La promesa de vida eterna que Cristo hizo a su pequeño rebaño no era ninguna mentira. Cristo le había enseñado a lograrla.”
(…)
“Cristo es una forma de vida extraterrestre que llegó a este planeta hace millares de años, y que como información viva pasó a los cerebros de los seres humanos que ya vivían aquí, la población nativa de este planeta.
“Antes de ser Cristo fue Elías. Los judíos lo saben todo sobre Elías y su inmortalidad; y su capacidad de extender la inmortalidad entre otros “mediante la división de su espíritu”. El pueblo de Qumran conocía todo esto. Intentaban recibir parte del espíritu de Elías.”

Pez, ADN y Dogon.
“–Me pareció ver el signo cristiano del Pez– dije –. Como decoración.”
(…)
“–¿Saben qué es? La doble hélice.
“–Eso es la molécula de ADN– dije.
“–Exacto– dijo Kevin con una sonrisa–. Como un dibujo repetido alrededor de la boca del cántaro.
“Todos permanecimos en silencio por un momento y luego yo dije: –La memoria del ácido ribonucleico. El pozo de memoria genética.
“–Exacto– dijo Kevin. Agregó–: A orillas del arroyo cuando ella llena el cántaro …
“–¿Ella?– preguntó Fat –. ¿Quién es ella?
“–Una mujer –respondió Kevin–. Nunca se la vuelve a ver. Nunca se le ve el rostro, pero lleva un largo vestido anticuado y está descalza. Mientras llena el cuenco o el cántaro, hay un hombre que pesca.
(…)
“–Entonces el signo cristiano del Pez es la doble hélice de Crick y Watson – les dije –. La molécula de ADN que almacena la memoria genética.”
(…)
“Esto también complació a Fat, pues aludía al pueblo Dogon que designaba a la deidad benéfica con el signo del Pez.”

VALIS – Kabbalah – Artefacto
“Siempre hay información cuando VALIS está presente –dijo Mini asintiendo y sonriendo–. Él es información. Información viva.”
(…)
“–Pues entonces, no estás familiarizado con la Cábala –dijo Mini–. Es el sistema de código que utiliza VALIS; toda la información verbal se almacena como Cábala.”
(…)
“–VALIS es una construcción –dijo Mini–. Un artefacto. Está anclado aquí en la Tierra, literalmente anclado. Pero como para él el tiempo y el espacio no existen, VALIS puede estar en cualquier parte y en cualquier tiempo que le plazca.
“–¿Tiene algún antagonista?– preguntó Kevin.
“–Sólo la patología de este planeta – dijo Eric –.
“–Pues entonces VALIS es racional – dije.
“–La única racionalidad con que contamos – dijo Linda.
(…)
“VALIS, como información viva, penetraría en el mundo, se reproduciría en los cerebros humanos, se cruzaría con ellos, los ayudaría y los guiaría en un nivel subliminal, es decir, de manera invisible. Ningún ser humano podría tener la certeza de ser portador de la buena nueva en tanto la simbiosis no alcanzara el punto de iluminación. En el trato con otros seres humanos, una persona dada no sabría nunca cuándo se encontraba en presencia de otro homoplásmata y cuándo no.”

Choza en el mar.
“Una noche soñé que era propietario de una cabaña que estaba directamente en el agua, un océano en esta ocasión; el agua se extendía hasta el horizonte. Y esta cabaña no se parecía a ninguna otra que yo hubiera visto; se asemejaba más bien a una choza como las que aparecían en los films sobre los mares del Sur.”

8.5.09

Info "Cosme Kosmos II"

Eleonora Carrington también las vió
Dejo al pasar el segundo informe de Cosme referido al pueblo de las brujas del saco, tras seguir el rastro de los árboles-príncipe.

Phatima


Voy por una eirización a todo verdinar de los árboles
la ponienda del pájaro de la tarde, un agudísimo calor de estambres
traspasando el metro de altura por corola.
El sol da a los tréboles tigres de miniado caramelo.
El mohín verdezar despierto al vapor de la turba
y el sierpe errante ramal sobre la vida de los hongos
a Su Delicadeza Asomar.


En el pueblo de las brujas del saco (en la dimensión de una uña)
prestas en el claro solar para el ternecer de la verdita
levantan su abresalud rollizadora por la beleníada que briznan
y en el tibior bufandista del oroverde lo prodigan.


Banderan flamas, ropas colgadas, en un hexágono de postes baldíos
en el todo osmosígeno esporar de una pobreza anterior o foránea.
Ropas tendidas hacia el azulante egeo marino
tomándole el agua al color que mana.
Pobreza que había que hacer nacer a cada golpe de otravida.
“Que todo siga como está”: el deseo vuelto estrella fugaz.


"La bosta vive
y pende del colismo de una rama."
El navegante Edén de La Tardece
pinta a remos la cobrización de la santería.
Y en el fibra a fibra de soniqueos
pistila la gotación de ambrosía
y el gordor de las hojas
y el lechuguecer del enjambre
y el estrocisne acinema las botas.


Manifiéstase una casita de herbajos a la altura de la rodilla.
Es la canoa invertida del maorí echa casas
sin llegar a clarividear la durmiencia de quien en ella pone:
bruja-pájaro o huevodonte habitador
en sonora kalimba de pez, en helechal de pesebre:
“Al cabrito naciente abrocharle el penacho forestal”.
Vitreaux-brochor del oro dándole de copular en las copas.


En la rutilante mesa de la tarde tendida bajo el solar del claro,
tetera es la ponedora que siempre primicia
la potenciación del frito en el humo que la aladina.


En el umbral de los árboles-príncipe me perdí a la primera mueca.
¿Dónde el sol?
Para quien el sol en su glóbulo le enciende cada isobara.
Y una vez más, una entrada en rías de Su Delicadeza
por entre un carío de cortezas
la rostridad a la que trepo en maquillaje
por la untuosidad del único licor
en el mimetismo legendario de la madera uncida.


Por Su aceite de milhoras la lente pasa
por donde había ese agujero sin reloj
donde poner a nacer las esporas:
“Diosa Verde more en mí”, decía el dije a nadie
en el flexor mismo del frescor levantaromas.


Corazón repulmonar a un mentol de expectorante ancestro.


4.5.09

Info "Cosme Kosmos"

Los príncipes de los árboles dominan la inmersión en las moradas de la Luna. Ellos salen a la escucha y salgo a escucharme desde ellos.

Es la huella de todas las entradas virtuales la que habla.
¡Miles de entradas invencibles acuden!

Rengo elloreo de corazón apto responde:
“Cosme Kosmos entrando”.

2.5.09

Doc del Oro ...

O t r a c h o z a q u e o r a

En un comentario a la entrada anterior se nos pregunta a la ligera: "¿A qué le llaman orar acá?". Y más ligero que la pluma de un cierto Michaux intervino El Can para dejar una nota que atribuye a su escopeta:

El sacerdote no ora.

No ora quien reza.
Ora el profeta, que se exorcizó del sacerdote.
Ora quien canturrea, quien descubriendo El Paso exhala hhhhhaaaaaaaaaa mientras lo explora.
Ora quien hace una choza, quien cuelga la ropa entendiendo.
El adepto-ejemplo y el teólogo-abogado no oran.
Ora el paria por naturaleza y por opción que es el profeta, cierto poeta, la bruja que se quema.
No ora la Iglesia.
Ora el laborat del artesano que alegra –agencia– un mundo.
Ora el heliotropo.
Ora el Señor pero es tu Dama, tu Daena.
No orás vos no oro yo ora el laborat de las vibraciones.
La adoración ora sin yo sin otro sin status sin estatuto.
La oración vacila entre el grito el desmayo la dulzura balbuciva la delicadeza que delira el transporte en crudo el esplendor que verdea.
Quien ora cayó al suelo y está tendido. Y no se lo comandó ninguno. Pudo haber sido el Viento.
Quien ora ejecuta una potencia (no un poder).
Decapita al maligno en cada uno por mera irradiación u olvido. Lo hace trizas en su terreno, sin atenderlo; y fuera de éste queda atrás y marchito, atrasado pingüino.
El maligno es el administrador de la tristeza: brainpolice que reza mientras acumula: pierde potencia.
La endecha del asesino ora y el lamento del gitano suelto.
No ora tu tristeza de feligrés atado al terciario, a la parroquia, al barrio.
Ora tu melancolía penetrante de gen(i) aventurero, tu desolación de visionario.
El lamento puede que ascienda, pero la administración de la tristeza cae y levanta tribunas, tribunales, pecados originales.
Pero ora sobre todo la vibración que encuentra.
Y que luego saborea la potencia de crear lo no encontrado no buscado.
Adepto es quien al menos oró una vez.
Pero si oró ya gotea de su Oro: es probable que no deje de hacerlo, o que gotee toda vez que lo toque, como si nada, como si nadie.
Ora un click inter-estésico entre tu corazón y tu garganta.

Shalama,

El Can